5 beneficios de ser organizados y productivos. -13-

Todo llega y todo pasa

como un espejismo.

Todos fuimos garabatos, 

de nosotros mismos. 

Garabatos, Fito y Fitipaldis.

Una de las primeras preguntas que me hacen mis clientes es qué les reportará ser más organizados y productivos y sin duda les doy mi ejemplo.

Siendo organizada y productiva he obtenido muchos beneficios para mí personal y profesionalmente.  Ahora quiero compartir contigo toda mi experiencia para que te animes a hacerlo tú, estos son 5 de los que yo he conseguido:

  1. Satisfacción

¿Conoces la sensación de haber hecho más en una tarde que en todo un día? Estarás conmigo en que en ese momento te sientes ‘genial’ con tu ego diciéndote ‘eres un crack, y lo sabes’.

Terminar nuestras tareas cumpliendo los planes hace que te sientas bien, satisfecho, capacitado para dar mucho más. Y esta es una sensación que a mí me da subidón y energía para seguir en la misma línea consiguiendo mis objetivos.

  1. Consigo mis objetivos con más rapidez y con menos esfuerzo

Aprovechando el subidón de la satisfacción pongo nuevos objetivos que llego con más rapidez y facilidad.

Es como un efecto dominó, todo va saliendo rodado y cuanto más haces más quieres, además cuando algo se te resiste tienes la suficiente energía y motivación para dedicarle por lo que también termina saliendo.

  1. Centrarte en lo importante.

Llevar un control, ser organizado y planificar las tareas permite centrarte en lo que realmente es importante y evitar que esto se convierta en urgente.

Son muchísimas las pequeñas cosas que van apareciendo a lo largo del día, absurdas en ocasiones, que no hacen más que despistarnos y desviarnos de las cosas que son verdaderamente importantes, tanto en el ámbito personal como profesional.

Con una organización y planificación te puedes centrar mejor y dejar esas cosas que nos despistan reducidas a la mínima expresión.

  1. Tengo más tiempo para la improvisación.

Cuando tienes todas tus tareas al día y planeadas tienes tiempo para esos imprevistos que te surgen, que siempre salen, ya sean en forma de marrones, equivocaciones, olvidos, etc…

Vuelve a estar enlazado con el primer punto de la satisfacción pues si además de conseguir tus objetivos siempre tienes un hueco para estos imprevistos, el bienestar se multiplica.

  1. Asumir nuevos retos.

Al conseguir tus objetivos te sientes más seguro, crece tu confianza en ti y te  planteas nuevos retos y eso te ayuda a estar en continuo avance y crecimiento.

Y hasta aquí 5 de los muchos beneficios que ha aportado a mi vida la organización y planificación.

¿Te animas?

Feliz día!!!