Bienvenido Otoño -17-

By 23 septiembre, 2016Personal

Pero aquéllas cuajadas de rocío, 
cuyas gotas mirábamos temblar 
y caer como lágrimas del día… 
ésas…

Volverán las oscuras golondrinas 
de tu balcón sus nidos a colgar, 
y otra vez con el ala a tus cristales, 
jugando, llamarán.

Pero aquéllas que el vuelo refrenaban 
tu hermosura y mi dicha a contemplar, 
aquéllas que aprendieron nuestros nombres… 
ésas …. ¡no volverán !

Volverán las tupidas madreselvas 
de tu jardín las tapias a escalar 
y otra vez a la tarde aún más hermosas 
sus flores se abrirán.

¡no volverán !

Volverán del amor en tus oídos 
las palabras ardientes a sonar, 
tu corazón de su profundo sueño 
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas 
como se adora a Dios ante el altar, 
como yo te he querido…,desengáñate, 
nadie así te amará .

Gustavo Adolfo Bécquer.

 

Bienvenido otoño.

Lo sé, vivimos en el paraíso y nuestro otoño es un verano más cálido y sigue haciendo buen tiempo, sinceramente digo ‘bienvenido otoño’ porque es cuando más disfruto del mar y las puestas de sol.

Pero somos parte del universo, de la naturaleza y por ende compartimos energías y ciclos. Si analizamos este ciclo en la naturaleza es el momento en que los árboles se deshacen de sus hojas para limpiarse y pasar el invierno incuvando para florecer en primavera. Bienvenido otoño.

Muchos de los animales mudan su pelaje en otoño. Otros se quedan totalmente indefensos sin cuernos y se refugian hasta que les vuelven a crecer.

Al nosotros ser parte de la naturaleza también pasamos por el mismo proceso. Casualmente nos suceden distintas cosas que nos confirman que es momento de deshacerse de todo lo que nos limita, vaciar nuestras mochilas, limpiar nuestras alas para que florezcan con fuerzas.

Personalmente ha coincidido con un periodo de cambio bastante fuerte en mi vida que está moviendo mi vida personal y profesional,  cambio de casa, de coche, proyectos que ven la luz…

Aprovecha este momento para quitarte esos miedos que te limitan en tu vida, que hacen que pasen los días y estés anclado a un lugar en el que en el fondo no quieres estar. Y permaneces ahí solo porque tu ‘pocoyo’ te convence para que no hagas nada.

Soy un poco más drástica, la vida está para vivirla, al final no vamos a salir vivos de ella, ¿a qué vas a esperar para vivirla? Pero vivirla intensamente, cada segundo, cada puesta de sol, cada amanecer, la sonrisa de los que te rodean.

Hoy especialmente cobran más sentido aún estas palabras, una amiga me acaba de enviar un mensaje que su padre acaba de fallecer, con poco más de 60 años y esto me produce profunda compasión por ella que pierde a su  padre, por el que había trabajado toda su vida posponiendo su disfrute a la jubilación y resulta que casi no le da tiempo de vivirla.

Llega un momento en la vida en que eres consciente que te vas a morir y que aquí se queda todo, sólo te llevas las experiencias. En este momento es que empiezas realmente a vivir intensamente y encuentras placer en las cosas más sencillas de la vida. 

El cielo azul, el dibujo de las nubes, el sonido de la naturaleza, un amanecer, la puesta de sol….. Todas esas cosas que están ahí para nosotros cada día pero que nos lo habíamos perdido por estar pendientes de tener no de sentir.

Muchos dirían, tienes toda la vida por delante, ya lo harás. Yo te digo, tienes HOY una fantástica oportunidad de disfrutar y hacer aquello que llevas tiempo posponiendo.

Ser feliz es muy fácil.

Feliz viernes y feliz otoño;)