“Perderse,
es la mejor manera de encontrarse” 

En uno de mis largos paseos junto al mar me vino una idea a la cabeza que estuve cuestionando mucho tiempo.

En la naturaleza tenemos 2 polos, opuestos y equilibrados entre ellos, el norte y el sur. La noche se complementa con el día, en verano tenemos unas noches muy cortas pero se equilibran en invierno que las noches son más largas, así con los días que en verano son muy largos y en inviernos un suspiro.

Evidentemente nosotros somos parte de la naturaleza y tenemos los principios universales integrados aunque en ocasiones los neguemos y lleguemos incluso a ir en contra de ellos.

El del equilibrio es uno de ellos.

Por lo que hasta que no hayas estado en el sur desconocerás cuál es tu norte. Hasta que no descubres qué te hace mal no aprecias lo que te hace bien y así con todo o casi todo, porque siempre hay una excepción.

Hace años que cultivamos nuestra mente, ávidos de conocimiento es que empezamos a estudiar y formarnos. Después ha pasado a ser muy importante buscar el equilibrio en nuestro cuerpo y cuidamos la alimentación, hacemos deporte.

Y lo menos occidentalizado es mirar nuestro interior. Ahora es momento de empezar a cuidarlo, nuestro bienestar emocional, el que nos aporta la felicidad que siempre estamos buscando en el exterior cuando verdaderamente nos la da nuestro interior.

Siete claves para cuidar nuestro equilibrio interior.

1.- Reparte amor, con un pequeño gesto es suficiente, un saludo cortés, una sonrisa…

2.- Ríete más cada día, decía Charles Chaplin que el día que nos olvidamos de sonreír es un día perdido.

3.- Disfruta de los placeres que tenemos a nuestro alcance, una ducha, de un paseo, la luz, la vida….

4.- Sé agradecido, tenemos cientos de cosas a nuestro alrededor por las que ser agradecidos, la principal que estamos vivos y podemos seguir disfrutando de este gran regalo.

5.- Déjate sorprender por la vida, como brilla el sol, los colores que nos regala el cielo, coincidir con una persona que tenías en mente, que alguien te envíe un mensaje porque se acordó de ti..

6.- Quiérete y mímate, igual que nos castigamos cuando algo nos sale mal, ¿qué te parece si te premias cuando todo va bien?

7.- Cuida el niño interior que todos llevamos dentro.

Desde entonces, en mi agenda, hay un lugar importante para estas y muchas actividades que me hacen conservar mi equilibrio.

¿Cuáles son las tuyas?

Light kisses,

Dania